Los ojos del gato

Diseño sin título

Los ojos del gato tienen una luz especial, son profundos y misteriosos. La civilización egipcia utilizaba la palabra mau que significa ver, para nombrar a los gatos.

A pesar de todos sus encantos, los ojos de los gatos son muy delicados. Tienen una serie de cualidades maravillosas:

  • La pupila vertical le permite tener una buena profundidad de campo y la posibilidad de dilatar la pupila. El gato es un cazador nocturno, su pupila tiene que dilatarse mucho para detectar y acertar sobre su presa en condiciones de luz escasa.

 

  • Los gatos tienen una visión binocular, es decir que el campo de visión de un ojo siempre quedará cubierto por el otro. De esta manera,   permite una visión en tres dimensiones para determinar así la distancia, la profundidad y el tamaño de lo que percibe a su alrededor.

 

  • Loa gatitos abren los ojitos entre los siete y los catorce días de vida. Sin embargo, las habilidades oculares de los gatos aparecen a las 12 semanas de vida aproximadamente.

 

  • Se ha descubierto que los ojos de los gatos distinguen los colores mejor que los perros, puesto que su retina posee más conos y bastones.

 

  • La sensibilidad a la luz es seis veces superior a la del hombre, de ahí que los gatos puedan ver en la oscuridad. Detrás de su retina hay un tejido reflectante llamado tapetum lucidum que logra aumentar entre 30 y 50 veces cualquier rastro de luz.

 

  • Los felinos no derraman lágrimas, ni de alegría, ni de enfado, ni de tristeza. De esta manera, si un gato tiene los ojos llorosos quiere decir que necesita cuidados. Puede ser por una herida, por tener conjuntivitis, por sufrir una alergia, por estar resfriado.

Interpretar el lenguaje de las orejas del gato

Los gatos utilizan una parte del cuerpo muy concreta para expresarse, las orejas. Además de moverse para escuchar y captar sonidos, las orejas del gato puede expresar diferentes estado emocionales:

  • Orejas rectas y hacia adelante: “Estoy tranquilo y relajado”.

bule

Cuando el gato está relajado y tranquilo, sus orejas apuntarán hacia delante mientras escucha el sonido del ambiente con serenidad. Puede darse el caso que las aperturas de las orejas de dirijan hacia adelante porque ha detectado algo. En este caso, la posición de las orejas iría acompañada  de unos párpados muy abiertos y una mirada atenta para saber qué sucede.

  • Orejas bajas y en horizontal: “Estoy muy asustado”.

enfadado

La posición defensiva, cuando nuestro gato está asustado, es la más evidente. Nos encontraremos unas orejas completamente aplanadas, pegadas contra la cabeza para protegerlas de un posible ataque. De esta forma las convierten en casi invisibles y dan un aspecto redondeado a la cabeza. Las orejas aplanadas indican que el gato está muy asustado y si, en lugar de respetar sus señales de aviso, seguimos acercándonos, el gato podría llegar a defenderse.

  • Orejas hacia los lados “No aguanto tonterías”.

tortuguita

Los gatos también se enfadan y sus orejas lo muestran con mucha expresividad. Cuando se sienten irritados o molestos, sus orejas se dirigen hacia afuera sin aplastarse del todo de manera que los dorsos de las orejas se harán visibles desde delante.

Si ves esta posición, el gato podría reaccionar de forma agresiva, así que te sugiero que le des su espacio y no lo molestes hasta que lo veas más calmado.

¡Todos podemos tener un mal día!

Ailurofobia: miedo a Los Gatos

El número de personas que elige tener un gato en casa aumenta considerablemente.

Sin embargo, continúa habiendo un porcentaje muy alto de personas que no le gusta en absoluto los gatos. Ni verlos, ni tocarlos, ni tenerlos. Vamos… que no los quiere ni cerca ni lejos.

La ailurofobia es el miedo persistente e irracional a los gatos.

La palabra ailurofobia procede del griego “ailuros” que significa gato y “fobia” que significa miedo o temor.

Cuando estas personas están cerca de un felino empiezan a sudar, a temblar, les falta el aire e incluso pueden entrar en un ataque de pánico.

El miedo a los gatos, en ocasiones, está relacionado al desconocimiento que se tiene de los felinos y a las leyendas en torno a ellos; aunque evidentemente haya personas que hayan podido tener una mala experiencia que ha reforzado este temor.

Algunos rechazan a los gatos porque dicen que son “traicioneros”; otros por su mirada fija y penetrante; por esa manera de caminar tan sigilosa; también por tener hábitos nocturnos; por no conocer amo; por tener una sexualidad ruidosa; por no ser “fiel” como un perro; otros por pensar que traen mala suerte, etc.

Hay que ser positivos y pensar que este miedo irracional puede curarse con la ayuda de un profesional 😄

Síntomas antes una posible intoxicación alimentaria en el gato

 

cat-2306702_1920

Como cualquier otro mamífero, el gato tiene su cuerpo preparado para la ingesta únicamente de cierto tipo de alimentos. Hay otros, que aun creyendo que son buenos para el animal porque desde antaño se asocian a él, pueden poner en peligro su salud.

Las consecuencias, que puede sufrir el pequeño felino por la ingestión de un alimento tóxico para su organismo o bien carente de los nutrientes necesarios, pueden ser muy serias. Evidentemente estas consecuencias van a depender de la toxicidad del alimento, de sus carencias y de la cantidad  que tome el gato. En cualquier caso, ante la sospecha de que el gato haya tomado algún tipo de alimento que lo haya intoxicado, es conveniente acudir rápidamente a nuestro veterinario para que ayude a nuestro animal.

Algunos de los alimentos peligrosos para nuestro gato y que son importantes conocer son: la sal, el azúcar, la leche, los frutos secos, los embutidos, ciertas carnes y pescados, algunas frutas y verduras.

A continuación se muestran algunos de los síntomas que puede mostrar el gato ante la ingestión de determinados alimentos prohibidos:

  • Irritación gástrica.
  • Vómitos, a veces con sangre.
  • Diarreas, a veces con sangre.
  • Dificultad para respirar.
  • Dilatación de las pupilas.
  • Temblores y convulsiones.
  • Tristeza.
  • No come ni bebe agua.
  • Tambaleos y pérdida de conocimiento.
  • Micción frecuente.
  • Se esconde en lugares oscuros y de difícil acceso.

Como conclusión, me gustaría añadir que es muy conveniente saber cuáles son los alimentos considerados peligrosos para nuestros gatos y estar pendiente que no tenga acceso a ellos.

 

 

 

 

Las especies felinas

 

 

IMG_6353 (1)

IMG_6351 (1)

A continuación se muestran  las especies felinas reconocidas. Entre paréntesis aparecen los sinónimos. Se dividen en tres géneros:

  1. Panthera.
  2. Acinonyx.
  3. Felis.

🔼 Los grandes félidos

  1. León, Panthera leo.
  2. Pantera nebulosa, Panthera (Neofelis) nebulosa.
  3. Jaguar, Panthera onca.
  4. Pantera (Leopardo), Panthera pardus.
  5. Tigre, Panthera tigris.
  6. Pantera de las nieves (Onza), Panthera uncia

🔼 El guepardo

7. Guepardo, Acinonyx jubatus.

🔼 Los pequeños félidos

8.  Gato dorado africano, Felis (Profelis) aurata.

    9.  Gato Bayo, Felis (Pardofelis) badia.

  10. Gato leopardo (Gato de Bengala), Felis (Prionailurus) bengalensis.

  11. Gato chino del desierto, Felis bieti.

  12. Caracal (Lince caracal), Felis (Caracal) caracal.

  13. Gato doméstico, Felis catus.

  14. Gato de la jungla, Felis chaus.

  15. Gato de las Pampas, Felis (Lynchailurus) colocolo.

  16. Puma (León americano), Felis (Puma) concolor.

  17. Gato (Ocelote) de Geoffroy, Felis (Leopardus) geoffroyi.

  18. Codcod (Huina), Felis (Oncifelis) guigna.

  19. Gato de Iriomote, Felis (Mayailurus) iriomotensis.

20. Gato de las montañas, Felis (Oreailurus) jacobita

21. Gato montés africano, Felis libyca (o F. Lybica).

22. Lince (Lince del norte), Felis (Lunx) lynx.

23. Gato de Palas (Manul), Felis (Octocolobus).

24. Gato del Sahara, Felis margarita.

25. Gato jaspeado, Felis (Pardofelis) marmorata.

26. Gato patinegro, Felis nigripes.

27. Ocelete, Felis (Leopardus) pardalis.

28. Lince hispánico, Felis (Lynx) pardina.

29. Gato de cabeza plana, Felis (Ictailurus) planiceps.

30. Gato rojizo, Felis (Prionailurus) rubiginosa.

31. Lince rojo, Felis (Lynx) rufus.

32. Serval, Felis (Leptailurus) serval.

33. Gato montés europeo, Felis silvestris.

34. Gato dorado de Temminck (Gato dorado asiático), Felis (Profelis) temmincki.

35. Gato tigre, Felis (Leopardus) tigrina.

36. Gato pescador, Felis (Prionailurus) viverrina.

37. Margay, Felis (Leopardus) wiedii.

38. Jaguarundi (gato moro), Felis (Herpailurus) yagouaroundi.

 

El gato. Evolución. Conocimiento. Crianza. Mantenimiento. Editorial Blume.

 

¿Por qué comen los gatos hierbas y otras plantas?

IMG_5151

En muchas ocasiones vemos a los gatos comer hierbas y otras plantas. De hecho, muchos animales la comen a diario, como es el caso de mis gatos.

Pero, ¿qué es lo que lleva al gato a comer hierba y otras plantas?

Muchas teorías han intentado explicar por qué el gato toma hierba y otras plantas. Sin embargo, ninguna de estas teorías ha sido avalada por estudios científicos.

Las explicaciones más conocidas son las siguientes:

  • El animal come hierba con la intención de expulsar las bolas de pelo, o bien, cualquier cosas que haya tomado y no haya digerido. Al comer hierba y plantas, éstas generan una irritación del tracto intestinal que produce el vómito.

 

  • Otros  consideran que comen estas plantas porque simplemente les gusta su sabor.

 

  • También se piensa que la toman por tener una deficiencia de nutrientes.