El celo de la gata

IMG_6675

El celo de las gatas es el momento fértil del ciclo sexual de las hembras felinas.

Durante este periodo la gata acepta aparearse con el macho y puede quedarse preñada. Sigue su instinto de perpetuación de la especie. La aparición del celo está relacionado con diferentes factores:

  • La temperatura.
  • Las horas de luz.
  • De otras hembras en celo del entorno.
  • La presencia de machos.

Es difícil concretar el momento exacto de aparición del celo, pero suele aparecer entre los seis y ocho meses de edad de la gata. La duración del celo es variable; como media puede durar entre seis y ocho días.

Es importante señalar que la gata es poliéstrica estacional, es decir, puede tener varios ciclos de celo en diferentes épocas del año.

Durante la época de celo, la gata cambia su comportamiento considerablemente:

  • Maullidos continuos.
  • Se frota contra nosotros y los muebles de la casa.
  • Adopta la siguiente postura: se apoya en sus patas delanteras ligeramente flexionadas y levanta la pelvis manteniendo la cola alzada.
  • Intenta escaparse de casa.
  • Sufre cambios en las ganas de comer. Normalmente come poco.
  • Orina con frecuencia y puede marcar su territorio.
Anuncios