Ailurofofia: miedo a los gatos

El número de personas que elige tener un gato en casa aumenta considerablemente.

Sin embargo, continúa habiendo un porcentaje muy alto de personas que no le gusta en absoluto los gatos. Ni verlos, ni tocarlos, ni tenerlos. Vamos… que no los quiere ni cerca ni lejos.

La ailurofobia es el miedo persistente e irracional a los gatos.

La palabra ailurofobia procede del griego “ailuros” que significa gato y “fobia” que significa miedo o temor.

Cuando estas personas están cerca de un felino empiezan a sudar, a temblar, les falta el aire e incluso pueden entrar en un ataque de pánico.

El miedo a los gatos, en ocasiones, está relacionado al desconocimiento que se tiene de los felinos y a las leyendas en torno a ellos; aunque evidentemente haya personas que hayan podido tener una mala experiencia que ha reforzado este temor.

Algunos rechazan a los gatos porque dicen que son “traicioneros”; otros por su mirada fija y penetrante; por esa manera de caminar tan sigilosa; también por tener hábitos nocturnos; por no conocer amo; por tener una sexualidad ruidosa; por no ser “fiel” como un perro; otros por pensar que traen mala suerte, etc.

Hay que ser positivos y pensar que este miedo irracional puede curarse con la ayuda de un profesional 😄

Anuncios

¿Qué es el hioides?

lion-3317670_1280

El hioides es un hueso situado en la base de la lengua. Es el único hueso impar que tenemos en nuestro cuerpo.

En los grandes félidos: el león, el leopardo, el tigre, la pantera de las nieves, la pantera nebulosa y el jaguar está constituido en parte por cartílago. Por este motivo, su aparato vocal puede moverse libremente, y esto les permite rugir.

Los grandes felinos rugidores se agrupan dentro del género Panthera por esta razón.

 

Las especies felinas

 

 

IMG_6353 (1)

IMG_6351 (1)

A continuación se muestran  las especies felinas reconocidas. Entre paréntesis aparecen los sinónimos. Se dividen en tres géneros:

  1. Panthera.
  2. Acinonyx.
  3. Felis.

🔼 Los grandes félidos

  1. León, Panthera leo.
  2. Pantera nebulosa, Panthera (Neofelis) nebulosa.
  3. Jaguar, Panthera onca.
  4. Pantera (Leopardo), Panthera pardus.
  5. Tigre, Panthera tigris.
  6. Pantera de las nieves (Onza), Panthera uncia

🔼 El guepardo

7. Guepardo, Acinonyx jubatus.

🔼 Los pequeños félidos

8.  Gato dorado africano, Felis (Profelis) aurata.

    9.  Gato Bayo, Felis (Pardofelis) badia.

  10. Gato leopardo (Gato de Bengala), Felis (Prionailurus) bengalensis.

  11. Gato chino del desierto, Felis bieti.

  12. Caracal (Lince caracal), Felis (Caracal) caracal.

  13. Gato doméstico, Felis catus.

  14. Gato de la jungla, Felis chaus.

  15. Gato de las Pampas, Felis (Lynchailurus) colocolo.

  16. Puma (León americano), Felis (Puma) concolor.

  17. Gato (Ocelote) de Geoffroy, Felis (Leopardus) geoffroyi.

  18. Codcod (Huina), Felis (Oncifelis) guigna.

  19. Gato de Iriomote, Felis (Mayailurus) iriomotensis.

20. Gato de las montañas, Felis (Oreailurus) jacobita

21. Gato montés africano, Felis libyca (o F. Lybica).

22. Lince (Lince del norte), Felis (Lunx) lynx.

23. Gato de Palas (Manul), Felis (Octocolobus).

24. Gato del Sahara, Felis margarita.

25. Gato jaspeado, Felis (Pardofelis) marmorata.

26. Gato patinegro, Felis nigripes.

27. Ocelete, Felis (Leopardus) pardalis.

28. Lince hispánico, Felis (Lynx) pardina.

29. Gato de cabeza plana, Felis (Ictailurus) planiceps.

30. Gato rojizo, Felis (Prionailurus) rubiginosa.

31. Lince rojo, Felis (Lynx) rufus.

32. Serval, Felis (Leptailurus) serval.

33. Gato montés europeo, Felis silvestris.

34. Gato dorado de Temminck (Gato dorado asiático), Felis (Profelis) temmincki.

35. Gato tigre, Felis (Leopardus) tigrina.

36. Gato pescador, Felis (Prionailurus) viverrina.

37. Margay, Felis (Leopardus) wiedii.

38. Jaguarundi (gato moro), Felis (Herpailurus) yagouaroundi.

 

El gato. Evolución. Conocimiento. Crianza. Mantenimiento. Editorial Blume.

 

¿Por qué comen los gatos hierbas y otras plantas?

IMG_5151

En muchas ocasiones vemos a los gatos comer hierbas y otras plantas. De hecho, muchos animales la comen a diario, como es el caso de mis gatos.

Pero, ¿qué es lo que lleva al gato a comer hierba y otras plantas?

Muchas teorías han intentado explicar por qué el gato toma hierba y otras plantas. Sin embargo, ninguna de estas teorías ha sido avalada por estudios científicos.

Las explicaciones más conocidas son las siguientes:

  • El animal come hierba con la intención de expulsar las bolas de pelo, o bien, cualquier cosas que haya tomado y no haya digerido. Al comer hierba y plantas, éstas generan una irritación del tracto intestinal que produce el vómito.

 

  • Otros  consideran que comen estas plantas porque simplemente les gusta su sabor.

 

  • También se piensa que la toman por tener una deficiencia de nutrientes.

 

 

 

 

 

Alergia a los gatos: la proteína feld-1

alergia

Todos conocemos a alguien que cuando se encuentra cerca de un gato comienza con estornudos, mocos, ojos irritados…

Las alergias son causadas por proteínas llamadas alérgenos. El organismo reacciona ante ellos produciendo anticuerpos y una serie de síntomas tales como estornudos, lagrimeo, picor, asma, eccemas, conjuntivitis…

Las proteínas portadoras ayudan a las feromonas esparcirse. Es entonces, cuando afecta a algunas personas produciendo alguna de la sintomatología anteriormente mencionada.

Es la proteína feld-1.

Al parecer, al castrar a los machos la concentración de esta proteína disminuye considerablemente. Sin embargo, en las hembras la disminución es mínima.

 

La conducta de Flehmen

flehmen

La Conducta de Flehmen es una conducta que  se observa en los machos, por eso se dice que es sexualmente dimórfica, es decir, son conductas que dependen de la acción de las hormonas sexuales sobre el sistema nervioso central.

El animal que realiza este tipo de conducta  primeramente  recoge la orina de la hembra cargada de feromona y la conduce de la boca hasta el órgano vomeronasal, es decir, que huele y toca la orina con la nariz y la lengua. Es entonces cuando  levanta la cabeza ligeramente hacia atrás, deja la boca entreabierta, los ojos semicerrados,  frunce el labio superior, como poniendo cara de tonto y un movimiento de lengua como si tragase.

De esta manera, a través de la Conducta de Flehmen el macho sabe si la hembra está o no en celo.