Las pupilas rasgadas de los felinos

lince

Como es bien sabido, algunos seres vivos tienen hábitos nocturnos de caza. Esto ha hecho que desarrollen órganos que les permiten desenvolverse mejor en el hábitat en el que viven.

Las pupilas rasgadas permiten un control mayor sobre la cantidad de luz que entra en el ojo, por una razón muy sencilla: cuando es de noche y hay poca luz ambiental, la pupila puede abrirse hacia los lados, teniendo una apertura mucho mayor que la humana, y permitiendo de esta manera que entre más luminosidad.

Cuando es de día, y el órgano no necesita tanta luz ambiental, el iris se cierra al máximo dejando una ranura vertical, y a partir de ahí se puede seguir controlando la luminosidad que atraviesa la rendija, abriendo o cerrando los párpados.

Para mejorar aun más la visión con poca luz, los felinos tienen una capa reflectiva llamada Tapetum Lucidum detrás de la retina para aumentar la cantidad de luz captada por las células fotorreceptoras, aumentando así la sensibilidad de los bastones.

El Tapetum Lucidum es el responsable de que los ojos de los gatos y otros animales brillen tanto en las fotos con flash, y es también lo que le da nombre a los famosos ojos de gato usados en las bicicletas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s