¿Por qué a los gatos les gustan los espacios pequeños?

Los gatos son expertos yogis. Son capaces de meterse en lugares que a veces son inimaginables, lo hacen con total delicadeza, como si ese espacio hubiera sido creado para ellos. Su musculatura y su esqueleto además de permitirles ser extremadamente ágiles y tener una elasticidad envidiable también los dota de esa maravillosa habilidad que tienen para meterse en una caja de zapatos, en un cajón pequeño o en nuestro bolso. 

Aunque son animales pequeños, tienen un mayor número de huesos que los seres humanos, alrededor de 230, 24 huesos más que el esqueleto humano.

Algunos etólogos felinos piensan que los espacios pequeños ayudan a los gatos a manejar el estrés, se sienten protegidos y seguros. También consideran que los gatos tienen menor resistencia al frío que las personas, por eso se sienten bien cuando están apretados ya que están calentitos.

¿Por qué a los gatos les gusta tomar el sol?

Los gatos buscan el calor por todos los rincones, ya sea en la casa como al aire libre. ¿Por qué razón hacen esto?

  1. El sol equilibra su temperatura corporal

Los gatos suelen buscar el lugar más soleado para dormir simplemente porque les gusta la sensación de calorcito en su cuerpo. Además tomar el sol les permite equilibrar la pérdida de temperatura que sufre su cuerpo mientras duermen, que es de hecho lo que más hacen a lo largo del día.

La temperatura corporal de todos los mamíferos disminuye cuando duermen ya que al estar quietos y tranquilos su cuerpo no hace ningún gasto de energía. Por este motivo buscan lugares soleados, para compensar la pérdida de temperatura. 

  1. Absorben la vitamina D que nos proporciona el sol

Necesitamos la luz del sol para poder vivir. Lo necesita nuestro cuerpo y nuestra mente. Nuestra piel absorbe los rayos de sol y nuestro cuerpo es capaz de sintetizar la vitamina D que necesitamos para que todo el organismo funcione correctamente. Todos los animales lo necesitan. Los rayos de sol ayudan a los gatos a obtener la vitamina D  para su cuerpo. Sin embargo, estudios han constatado que el pelo del gato para los rayos ultravioleta y por lo tanto el aporte de la vitamina D es mucho más bajo en comparación con otros animales.

  1. Se sienten bien al solecito, están tranquilos, relajados y pueden pasar horas durmiendo o simplemente echados. De hecho, sorprendentemente, aguantan temperaturas muy altas bajo el sol, hay que tener cuidado porque pueden sufrir un golpe de calor.

Los ojos de los grandes felinos

La naturaleza ha dotado a los felinos de mayor tamaño, como el león o el tigre, con una pupila redonda.

La razón principal es que suelen cazar en horas con luz intensa. Además tienen las patas más largas que el gato, tienen los ojos a mayor distancia del suelo y no necesitan acercarse tanto a su presa ya que su salto es más poderoso.

Estos animales enfocan a su víctima de manera tan precisa como el gato, pero pueden corregir un cierto margen de error con su potencia muscular.

También, hay que tener en cuenta que las presas de los grandes felinos son de gran tamaño, mientras que las de los gatos son pequeñas, por lo que la precisión visual es clave para los pequeños carnívoros.

 

 

 

Los ojos del gato

Diseño sin título

Los ojos del gato tienen una luz especial, son profundos y misteriosos. La civilización egipcia utilizaba la palabra mau que significa ver, para nombrar a los gatos.

A pesar de todos sus encantos, los ojos de los gatos son muy delicados. Tienen una serie de cualidades maravillosas:

  • La pupila vertical le permite tener una buena profundidad de campo y la posibilidad de dilatar la pupila. El gato es un cazador nocturno, su pupila tiene que dilatarse mucho para detectar y acertar sobre su presa en condiciones de luz escasa.

 

  • Los gatos tienen una visión binocular, es decir que el campo de visión de un ojo siempre quedará cubierto por el otro. De esta manera,   permite una visión en tres dimensiones para determinar así la distancia, la profundidad y el tamaño de lo que percibe a su alrededor.

 

  • Loa gatitos abren los ojitos entre los siete y los catorce días de vida. Sin embargo, las habilidades oculares de los gatos aparecen a las 12 semanas de vida aproximadamente.

 

  • Se ha descubierto que los ojos de los gatos distinguen los colores mejor que los perros, puesto que su retina posee más conos y bastones.

 

  • La sensibilidad a la luz es seis veces superior a la del hombre, de ahí que los gatos puedan ver en la oscuridad. Detrás de su retina hay un tejido reflectante llamado tapetum lucidum que logra aumentar entre 30 y 50 veces cualquier rastro de luz.

 

  • Los felinos no derraman lágrimas, ni de alegría, ni de enfado, ni de tristeza. De esta manera, si un gato tiene los ojos llorosos quiere decir que necesita cuidados. Puede ser por una herida, por tener conjuntivitis, por sufrir una alergia, por estar resfriado.

La Dieta BARF aplicada en felinos

La Dieta BARF aplicada en felinos

La dieta BARF fue desarrollada por el veterinario y nutricionista australiano Ian Billinghurst en 1993.  

El término “BARF“ procede del inglés de las siglas de Biologically Appropriate Raw Food. El equivalente en español es ACBA (Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada). Este método de alimentación es adecuado porque los gatos son animales carnívoros por naturaleza. Una dieta basada en alimentos crudos les ofrece justo lo que necesitan: abundante carne fresca.

Esta dieta se basa en lo siguiente:

  • La alimentación propia de los animales salvajes es la que mejor asimila el organismo de los animales.

  • Se compone de carne cruda, vísceras, huesos y, en menor medida, de vegetales crudos.

  • El objetivo de la Dieta BARF se centra en maximizar la salud y la longevidad de los animales.

 

  • Pretende minimizar la necesidad de una intervención veterinaria.

  • Se considera que la alimentación artificial contiene harinas, colorantes y otros aditivos, que pueden ser causante de diversos trastornos de salud, como las alergias y la obesidad.

Ya sea por indicación médica o por una inclinación personal hacia los productos naturales, la Dieta BARF es cada vez más popular entre los amantes de los felinos

Interpretar el lenguaje de las orejas del gato

Los gatos utilizan una parte del cuerpo muy concreta para expresarse, las orejas. Además de moverse para escuchar y captar sonidos, las orejas del gato puede expresar diferentes estado emocionales:

  • Orejas rectas y hacia adelante: “Estoy tranquilo y relajado”.

bule

Cuando el gato está relajado y tranquilo, sus orejas apuntarán hacia delante mientras escucha el sonido del ambiente con serenidad. Puede darse el caso que las aperturas de las orejas de dirijan hacia adelante porque ha detectado algo. En este caso, la posición de las orejas iría acompañada  de unos párpados muy abiertos y una mirada atenta para saber qué sucede.

  • Orejas bajas y en horizontal: “Estoy muy asustado”.

enfadado

La posición defensiva, cuando nuestro gato está asustado, es la más evidente. Nos encontraremos unas orejas completamente aplanadas, pegadas contra la cabeza para protegerlas de un posible ataque. De esta forma las convierten en casi invisibles y dan un aspecto redondeado a la cabeza. Las orejas aplanadas indican que el gato está muy asustado y si, en lugar de respetar sus señales de aviso, seguimos acercándonos, el gato podría llegar a defenderse.

  • Orejas hacia los lados “No aguanto tonterías”.

tortuguita

Los gatos también se enfadan y sus orejas lo muestran con mucha expresividad. Cuando se sienten irritados o molestos, sus orejas se dirigen hacia afuera sin aplastarse del todo de manera que los dorsos de las orejas se harán visibles desde delante.

Si ves esta posición, el gato podría reaccionar de forma agresiva, así que te sugiero que le des su espacio y no lo molestes hasta que lo veas más calmado.

¡Todos podemos tener un mal día!